SocialReacher Blog » Actualidad »Gamificación en las empresas: una herramienta útil para motivar y retener el talento
Actualidad

Gamificación en las empresas: una herramienta útil para motivar y retener el talento


Hoy en día el mayor activo de una compañía es el talento de sus propios empleados. Mejorar la experiencia de los trabajadores repercutirá de manera directa en los clientes.

Para ello podemos utilizar técnicas como la llamada “gamificación”, pero para ponerla en práctica debemos entender qué es y cómo funciona.

¿Qué es la gamificación?

Podemos definir gamificación como la acción de llevar la mecánica del juego a un campo ajeno a ello, para resolver problemas de la vida real o mejorar una situación.

Aunque la aplicación de esta transposición del juego en las empresas sigue generando debate.

Los empresarios con una mentalidad moderna lo ven como una fuente de mayor motivación y productividad. Otros argumentan que la productividad tiene que ver con la disciplina. A pesar de esto, la gamificación ha surgido como un método en sí mismo para aumentar la participación y el rendimiento en el lugar de trabajo, como formación interna y también como herramienta para la contratación de nuevos empleados.

En la comunidad empresarial, tanto interna como externa, la gamificación aporta varias ventajas:

  • Mantener el talento de los empleados
  • Motivar al trabajador
  • Recompensar
  • Involucrar
  • Retar a los participantes
  • Aumentar el sentimiento de pertenencia a una marca, a una empresa

La implantación de la gamificación en las empresas

El uso de SocialReacher, una herramienta de Employee Advocacy en la que los empleados pueden convertirse en influencers de la marca en redes sociales, permiten la introducción de objetivos virtuales, la visualización de la progresión de los empleados, los niveles y los puntos de experiencia, y son a menudo un incentivo estimulante hacia el compromiso con la empresa y la marca.

Además, SocialReacher es una excelente manera para que las empresas puedan acercar a los trabajadores al centro de la compañía, invitándoles a compartir los valores y la visión de la misma.

La movilidad está cambiando la cara de los negocios, basta pensar en la creciente popularidad del teletrabajo y la flexibilidad de los horarios. Pero la distancia puede llevar a una falta de compromiso. Como resultado, las compañías necesitan encontrar maneras para hacer que todos los empleados se sientan integrados y comprometidos, más aún si trabajan a decenas o incluso a cientos de Kilómetros.

Gamificación e internal training

Uno de los problemas más comunes con las plataformas de aprendizaje online, muy utilizados por las empresas para la formación de sus empleados, es la falta de uso y motivación entre quienes deben beneficiarse del e-learning.

A menudo muchos empleados argumentan que ya tienen demasiado trabajo y no tienen tiempo para formarse. Lo que debería ser un momento fundamental para el desarrollo personal de los empleados, puede convertirse en un pasatiempo improductivo.

Evitar esta situación es posible. La gamificación, incluida en el campo del training de empresa, representa un método para transformar incluso los cursos más difíciles en reuniones divertidas y efectivas; es un conjunto de enfoques, técnicas, lógicas y prácticas que generan diversión al estimular el interés.

El objetivo principal: promover el aprendizaje entre los empleados.

Su fórmula: utilizar técnicas de juego y entretenimiento.

En la era digital, la aplicación de las lógicas de gamificación al e-learning nos permite combinar el concepto de «trabajo» con el de «juego», estimulando la productividad y la satisfacción personal.

Un claro ejemplo son los videojuegos: ¿existe mejor manera de estimular la concentración, la motivación y las habilidades de una persona? Son mucho los elementos de los videojuegos que se pueden aplicar a la formación de la empresa:

  1. Puntuación: Es el elemento fundamental de cualquier juego. Es la forma de recompensar el esfuerzo. Ganar puntos influye en gran medida en el comportamiento del jugador: aumenta la motivación, la perseverancia, la dedicación y la atención. Los propósitos para los que se utilizan los puntos pueden ser múltiples, incluido el desbloqueo de ciertos niveles o el acceso a cierto contenido de información.
  2. Nivel: Es el elemento que confirma haber alcanzado un objetivo, está conectado a los conceptos de autorrealización, mejora de la condición social y respeto de los demás.
  3. Retos: Son los objetivos para cumplir; superar un desafío requiere el logro de una o más metas.
  4. Recompensas: Son los signos distintivos y visibles otorgados para completar una serie de niveles. Si a esto añadimos la posibilidad de compartir los resultados con compañeros, se activa un sistema de competencia saludable que aumenta aún más la participación y, por lo tanto, el aprendizaje.
  5. Clasificación: Este elemento, basado en la transparencia, permite ver el progreso de los diferentes jugadores. Los rankings son un fuerte conductor competitivo.

Todos estos aspectos fomentan la difusión del conocimiento y el intercambio de resultados.

Los participantes, además de tener la oportunidad de reunirse con su equipo, podrán desarrollar muchas habilidades requeridas en la empresa tales como: pensamiento creativo, pensamiento crítico, comunicación entre compañeros y solución de problemas.

Al introducir mecanismos de recompensa, se anima a los empleados a completar programas de capacitación, que son más tangibles y rápidos que el concepto de autodesarrollo. Una vez que están comprometidos, la dinámica del juego los mantiene enfocados prometiendo una serie de beneficios a cambio de su participación.

La clave para el éxito de herramientas como SocialReacher es ayudar al empleado a mantenerse enfocado en el contenido, permitiéndole aprender de manera más efectiva mientras alimenta su deseo de progresar.

Una herramienta para un mayor compromiso y una ganancia mutua

Aprovechando el dinamismo competitivo natural de los empleados, el poder de la progresión percibida y la recompensa es posible aumentar los niveles de motivación y compromiso de los trabajadores.

Las empresas en particular tienen mucho que ganar con la gamificación, ya que ésta asegura la máxima eficiencia y minimiza las distracciones al animar al usuario a permanecer involucrado en el contenido. La gamificación tiene el poder de aumentar el rendimiento de los empleados, mejorar los resultados de las marcas y crear un equipo más feliz y comprometido.

Sin embargo, tenemos que ir con cuidado, la gamificación no resuelve todo. Puede aplicarse en muchas áreas, pero no debe verse como una fórmula infalible. Una gamificación exitosa es aquella que se adapta a la cultura de la empresa y los perfiles que la componen.

Actualidad
¿Cómo funciona el Employee Advocacy?
Actualidad
¿Cómo enamorar a tus empleados?
Actualidad
Bienvenidos a SocialReacher
Todavía no hay ningún comentario

cinco + 2 =